Trae tu propio dispositivo (BYOD)

Con la popularización de la movilidad empresarial, muchas empresas están implementando programas de “Trae tu propio dispositivo” (BYOD) o modelos híbridos que incluyen dispositivos corporativos y personales. Mediante la implementación de un programa BYOD o un programa híbrido, las empresas pueden permitir a sus empleados el acceso a los recursos corporativos desde cualquier lugar, incrementando su productividad y proporcionándoles un mayor nivel de satisfacción. Sin embargo, asegurar los dispositivos personales de los empleados y dar soporte a diferentes plataformas puede generar escenarios complejos para los departamentos TI.

Mobile Device Management de Endpoint Protector permite el uso de dispositivos móviles de forma segura dentro de los entornos empresariales.

¿Cómo funciona?

Mantenga un seguimiento de todos los smartphone o tabletas personales y de empresa utilizados en el trabajo.

Monitoree apps utilizadas en dispositivos móviles personales y de la compañía.

Registre y reporte todos los incidentes relacionados con el dispositivo.

Haga cumplir las políticas de seguridad de forma remota para proteger los datos confidenciales de la empresa.

¿Qué, cómo y por qué trabajar con BYOD en tu compañía?

Cada vez son más los dispositivos móviles personales, desde iPhones y iPads hasta smartphones y tabletas Android, utilizados en los entornos empresariales. Esta tendencia ha creado un nuevo problema con el que deben tratar las empresas IT — BYOD (Bring Your Own Device). Como muchos empleados utilizan sus dispositivos personales para acceder a recursos laborales, se debe separar la información personal de la información de la empresa y monitorizar esta última.

Mobile Device Management de Endpoint Protector permite a los empleados utilizar dispositivos móviles de forma segura dentro de los entornos empresariales. De esta forma, podrán acceder a los datos dondequiera que estén y con cualquier dispositivo, sin que la información de la empresa quede expuesta a posibles peligros. A través de políticas MDM (Mobile Device Management), Endpoint Protector aplicará fuertes medidas de seguridad a los dispositivos móviles, protegiendo la información sensible de la compañía mientras permite cierto grado de libertad a la hora de almacenar información personal.